Lautaro N.° 487, Concepción, Región del Bío Bío, Chile.

Fundación Educacional Colegio la Providencia de Concepción.

Colegio la Providencia Concepción

+56 41 223 8312

comunicaciones@laprovidenciaconcepcion.cl

Lautaro N° 487, Concepción, Región del Bío Bío, Chile.

8:00 a 17:00 hrs.

Lunes a jueves

8:00 a 15:00 hrs.

Viernes

Colegio la Providencia Concepción

+56 41 223 8312

comunicaciones@laprovidenciaconcepcion.cl

Lautaro N.° 487, Concepción, Región del Bío Bío, Chile.

8:00 a 17:00 hrs.

Lunes a viernes.

Historia

Pensamientos de Madre Bernarda

“El mejor y más fácil modo de corregir es dar buen ejemplo".

Madre Bernarda Morin

Fundadora de las Hermanas de la Providencia.

2016-03-14T15:19:08-03:00

Madre Bernarda Morin

Fundadora de las Hermanas de la Providencia.

“El mejor y más fácil modo de corregir es dar buen ejemplo”.

Pensamientos de Madre Bernarda

“Todo lo que no se sabe se aprende si hay buena voluntad en el cumplimiento de los deberes […] vamos andando aunque sea a paso lento”.

Madre Bernarda Morin

Fundadora de las Hermanas de la Providencia.

2016-03-14T15:19:18-03:00

Madre Bernarda Morin

Fundadora de las Hermanas de la Providencia.

“Todo lo que no se sabe se aprende si hay buena voluntad en el cumplimiento de los deberes […] vamos andando aunque sea a paso lento”.

Pensamientos de Madre Bernarda

"La fe obra por medio de la humildad, la sencillez y se perfecciona por el ejercicio de la caridad".

Madre Bernarda Morin

Fundadora de las Hermanas de la Providencia.

2018-07-13T17:53:44-04:00

Madre Bernarda Morin

Fundadora de las Hermanas de la Providencia.

“La fe obra por medio de la humildad, la sencillez y se perfecciona por el ejercicio de la caridad”.

Pensamientos de Madre Bernarda

"Las obras de Dios se forman poco a poco".

Madre Bernarda Morin

Fundadora de las Hermanas de la Providencia.

2018-07-13T18:11:26-04:00

Madre Bernarda Morin

Fundadora de las Hermanas de la Providencia.

“Las obras de Dios se forman poco a poco”.

Pensamientos de Madre Bernarda

"La vida humana tiene muchas dificultades; sin autoconocimiento y voluntad se acrecientan nuestros padecimientos".

Madre Bernarda Morin

Fundadora de las Hermanas de la Providencia.

2018-07-13T18:17:26-04:00

Madre Bernarda Morin

Fundadora de las Hermanas de la Providencia.

“La vida humana tiene muchas dificultades; sin autoconocimiento y voluntad se acrecientan nuestros padecimientos”.

Pensamientos de Madre Bernarda

"Es de gran sabiduría saber callar y hablar a tiempo".

Madre Bernarda Morin

Fundadora de las Hermanas de la Providencia.

2018-07-13T18:19:23-04:00

Madre Bernarda Morin

Fundadora de las Hermanas de la Providencia.

“Es de gran sabiduría saber callar y hablar a tiempo”.

Pensamientos de Madre Bernarda

"Por medio de la oración, la caridad y la hermandad todo se alcanza".

Madre Bernarda Morin

Fundadora de las Hermanas de la Providencia.

2018-07-13T18:21:41-04:00

Madre Bernarda Morin

Fundadora de las Hermanas de la Providencia.

“Por medio de la oración, la caridad y la hermandad todo se alcanza”.

Pensamientos de Madre Bernarda

"El silencio es muy importante, nos conduce a la unión con Dios y nos comunica gran paz".

Madre Bernarda Morin

Fundadora de las Hermanas de la Providencia.

2018-07-13T18:24:42-04:00

Madre Bernarda Morin

Fundadora de las Hermanas de la Providencia.

“El silencio es muy importante, nos conduce a la unión con Dios y nos comunica gran paz”.

Pensamientos de Madre Bernarda

"Nuestro modelo a imitar es Jesús, el Hijo de Dios hecho humanidad".

Madre Bernarda Morin

Fundadora de las Hermanas de la Providencia.

2018-07-13T18:27:01-04:00

Madre Bernarda Morin

Fundadora de las Hermanas de la Providencia.

“Nuestro modelo a imitar es Jesús, el Hijo de Dios hecho humanidad”.

Reseña Histórica del Colegio

La historia del Colegio La Providencia de Concepción se remonta a 1867, con la llegada de tres religiosas de la Congregación Hermanas de la Providencia a la ciudad: Sor Dionisia Benjamina Wardswoth, Sor Gedeona Riveros y Sor Dolores de San José Méndez.

Su arribo fue solicitado siete años antes por Monseñor Hipólito Salas, Obispo de Concepción, quien frente a las múltiples necesidades de la diócesis anhelaba la llegada de
una comunidad religiosa comprometida con dar ayuda a quienes más lo necesitaban.

La obra de las Hermanas se inicia el 3 de noviembre de 1867 con la apertura de una Casa para atender a niñas huérfanas. Aunque en condiciones precarias y confiando en la Providencia de Dios Padre, a la semana la Casa llega a acoger a 7 niñas, y a los meses, un total de 40. El 2 de diciembre del mismo año se inaugura una Escuela externa para satisfacer las necesidades de la población, siendo esta iniciativa el comienzo de nuestro actual establecimiento.

El 3 de septiembre de 1868, gracias a la donación de un terreno por parte del Obispo, se inicia la construcción de una iglesia y una casa bajo la protección de la Santísima Virgen de Dolores, la que dos años más tarde es habilitada en su totalidad. Poco a poco la Iglesia se transforma en un espacio común para los habitantes de la ciudad, siendo reconocida como la “Iglesia del Pueblo” pues todos llegaban al lugar como si fuere a su propia casa. Gracias a ello, en 1872, el Obispo junto a las Hermanas de la Providencia crean la llamada “Olla de los pobres”, destinada a ofrecer ayuda a los más necesitados. Las Hermanas se hacen responsables de la botica, el depósito de provisiones y de ropas, demostrando gran organización y capacidad de entrega a los más necesitados –especialmente durante la epidemia de viruela de 1884-, elementos que valdrían para que, en 1897, la Junta de Beneficencia de Concepción les encargara la dispensaría de toda la ciudad.

La obra continúa creciendo, siempre con un espíritu de servicio frente a los requerimientos de la población: dando de comer a los pobres, acogiendo a los desvalidos, cuidando a los enfermos y supliendo todo tipo de necesidades, además de brindar educación.

El terremoto de 1960 provoca la destrucción total de la Iglesia e internado y deben cerrarse, lo que genera que la propia comunidad se vuelque a sí misma para reconstruir la obra.

Ante la necesidad de apoyar la formación de las niñas que estaban al cuidado de las Hermanas, en 1962, se abre una Escuela Técnica con especialidad textil que prestará
servicios por doce años.

Con el paso de los años, la Escuela externa continúa creciendo y durante los años 90’, con la incorporación a la Jornada Escolar Completa, sufre importantes transformaciones para acoger a cerca del millar de alumnas. Este proceso finaliza en 2002, con la construcción de una nueva infraestructura en el sector de calle Lautaro y Barros Arana.

En 2006, se abre por primera vez la Enseñanza Media tomando el nombre de Colegio La Providencia, cuyo principal objetivo será la formación de adolescentes líderes y al servicio de la sociedad, siendo testimonio de fe y caridad con plena confianza en Dios Providente y María Madre de Dolores.

En 2012, respondiendo al anhelo de las familias, el Colegio inicia el proceso de apertura paulatina hacia la modalidad mixta, incorporando varones en los niveles iniciales de formación: Pre-Kínder, Kínder y 1º Básico. La primera generación mixta egresará en 2024.

En 2015, el Colegio se transforma en una Fundación Educacional sin fines de lucro que opta por ofrecer una educación de calidad, tradición y excelencia, en consonancia con la normativa vigente y el espíritu de servicio que inspira la obra, siempre al servicio de los más necesitados.

Actualmente, el Colegio la Providencia de Concepción es uno de los establecimientos con mayor antigüedad y tradición de la ciudad. A pesar del tiempo, mantiene como fuente de inspiración el ser un testimonio de amor a Dios Padre Providente, con humildad, sencillez y caridad.

Madre Emilia Gamelin
Madre Emilia Gamelin
Madre Bernarda Morin
Madre Joseph del Sagrado Corazón

Madres Fundadoras

La obra de las Hermanas de la Providencia en Chile se sustenta primeramente en el accionar del Espíritu de Dios mediante personas que fueron dóciles y colaboradoras de su misión en el mundo. La llegada de la Congregación a Chile no fue planificada, al menos por una programación humana. Llegaron un 17 de Junio de 1853, en medio de aparentes casualidades, que más tarde sellarían los acontecimientos históricos con que Dios fue llamando a descubrir sus planes. Así, el carisma de la Providencia llega a estar presente en la historia de la Iglesia chilena en forma protagónica.

La obra a nivel mundial fue animada por Madre Emilia Gamelin, rostro de la Providencia de Dios que funda la Congregación en Canadá. En Chile la Providencia actúa mediante el espíritu fuerte y creativo de Madre Bernarda Morin. En Estados Unidos se reconoce como fundadora a Madre Joseph del Sagrado Corazón. Estas tres ejemplares Hermanas de la Providencia son las gestoras de un proyecto que hoy florece en diversas obras, especialmente de servicio a los más pobres y necesitados en diversos lugares del mundo, guardando la pureza y fidelidad al carisma fundacional.

Más información sobre las Hermanas de la Providencia se puede encontrar en su actual sitio web internacional: providenceintl.org, o en el sitio web de la Provincia Bernarda Morin: www.hermanasdelaprovidencia.cl.